La herramienta Zero Waste definitiva: el plan de comidas

¿Has pensado alguna vez  en como organizan sus menús los profesionales? Imagínate a una cocinera de un restaurante, primero tendrá que planificar un menú, luego ver que ingredientes necesita para más tarde pensar donde puedo conseguir los ingredientes y además llevar la compra a cabo. Después de todo este proceso, hay que cocinar lo que hayamos pensado. ¿no suena agotador? Más de un@, se habrá quedado en el camino y habrá decidido pedir comida o comer fuera. Que sabemos que está genial para determinadas ocasiones, pero si queremos ahorrar dinero, tiempo, recursos y además comer sano, te propongo organizarlo de otra manera. Que cuando comas fuera de casa sea porque lo hayas decidido y no porque no te queda otra 😛

En muchas ocasiones es cierto que podemos cocinar más espontaneamente; cogemos un ingrediente de aquí, otro de allá y con un poco de creatividad cocinamos lo que se nos ocurre y ya hemos salvado la cena. Sin embargo no sé cómo será en vuestros hogares eso de la creatividad…pero en mi casa, la musa es bien caprichosa y viene sólo de vez en cuando. Y ya os imaginaréis que nosotros comemos cada día, jajaja.

De ahí que empezara a organizar nuestras comidas de otra manera, como lo hacen los profis! La idea se la debo a mi madre y a mi hermana. Ellas ya llevaban un tiempo poniendo el plan de comidas en práctica y aunque había visto que a ellas les daba resultado, a mí simplemente me daba pereza intentarlo.

Finalmente gracias a nuestro proceso Zero Waste, vimos que nos teníamos que organizar de otra manera sí queríamos realizar la compra a granel. Y el resultado es que…estoy muy muy agradecida! Vamos que desde aquella primera semana, no hemos dejado de realizar nuestro menú semanal.

IMG_2616

¿a qué me refiero cuando hablo de plan de comidas?

Con el plan de comidas me refiero a pensar y anotar las diferentes recetas que queremos cocinar para un periodo de tiempo determinado (ej. una semana).Hay gente que también lo llama menú semanal.  ¡Así de sencillo!

¿Por qué es tan importante?

Con el plan de comidas desde luego no hemos inventado nada nuevo…estoy segura de que es más bien algo antigüo. Pero conozco a pocas familias jóvenes que lo usen, es más bien muy al contrario. Me encuentro cada vez con más personas que me cuentan sus problemas de organización/dinero/tiempo a la hora de cocinar y hacer la compra. Es por eso que tenía muchas ganas de compartir lo que yo he aprendido usando esta idea.

El plan de comidas es importante porque nos ayuda a focalizarnos sólo en los ingredientes que necesitamos para las recetas elegidas esa semana. De ahí que luego sea mucho más fácil realizar la lista de la compra.

Básicamente se trata de una serie de recetas que quieres llevar a cabo y a partir de ella, comprobar los ingredientes que necesitas y ponerlos en tu lista de la compra.

Es la base perfecta para optimizar el proceso de hacer la compra. Así facilitar la compra a granel y evitar ir cada día al supermercado.

plan semanal
Este formulario de plan de comidas me encanta por su sencillez. Lo podéis encontrar en: http://encasaconmama.es/

Mis consejos para un plan de comidas exitoso

  • Anota una sola receta para cada día. Al principio es mejor realizar un plan de comidas sencillo para que sea factible. Los desayunos y meriendas suelen ser cada día parecidos.
  • Elabora un plan de recetas realista. Esto se consigue si mezclas a partes iguales recetas sencillas y otras más elaboradas o bien ajustándolo a tus posibilidades. Puedes calcular de cuanto tiempo dispones para dedicárselo a la cocina y a partir de ella elegir las recetas que quieras preparar.
  • Deja lugar para la flexibilidad, si no te viene bien cocinar un determinado plato el martes, quizás puedas dejarlo para otro día de la semana. Lo importante es que los ingredientes ya están ahí para cocinarlos cuando a tí te venga bien.
  • Hazte con todos los ingredientes de la lista de la compra en un momento cercano a la elaboración del plan de comidas. Esto te ahorrará que se te olvide conseguir algún ingrediente. Se ve que conforme va avanzando la semana, la tarea de conseguir los ingredientes va perdiendo su prioridad. La excepción a esta regla podría ser la adquisición de productos frescos como pueden ser carne, pescado o en nuestro caso el tofu fresco!

 

Otras sugerencias

  • Si te gusta cocinar o lo tuyo es la respostería, puedes darle un espacio extra al plan de comidas para ello. Yo por ejemplo suelo dar un lugar a recetas experimento que me apetece hacer o a algún aperitivo que quiera elaborar.
  • Elige bien el momento para realizar el plan. Aquí entra el conocimiento que tengas de tí mismo. Quizás tengas momentos de más inspiración o hay días en los que se las capacidades organizativas están más activas. A mí por ejemplo me gusta hacerlo junto con mi pareja delante de una taza de té.
  • Para buscar inspiración si no se te ocurre nada puedes consultar libros de recetas, algún blog de internet, dejarte llevar por los alimentos de temporada o simplemente consultar planes de comida de semanas anteriores 😛
  • Si usas el papel para anotarlo, puedes reutilizar cualquier papel que tengas a mano y en el que puedas escribir.

Ventajas

Las ventajas le hemos descubierto por ahora a este tipo de organizarnos son muchas. Para empezar lo que primero hemos notado es el ahorro de dinero en nuestra compra, ya que sólo compramos lo que necesitamos realmente. La lista de la compra se convierte en nuestro foco principal, ayudando a ignorar ofertas, descuentos y demás estrategias que hasta ahora no nos han ayudado mucho a ahorrar.

Para seguir, otra de las ventajas importantes es la tranquilidad que nos aporta el saber que el asunto de la comida ya está organizado. Es decir, ya está pensado previamente y no hay porque darle más vueltas al asunto.

Algo que también hemos notado es que tiramos menos comida. Al disponer sólo de unos productos concretos esa semana, podemos controlar más fácilmente que tenemos en el frigorífico y si hay algún alimento que necesite ser consumido próximamente.

A la hora de adquirir los alimentos , intentamos reducir al mínimo las veces que vamos al supermercado o comercio en cuestión. Esto se traduce en mucho más tiempo para tí! y además de eso, seleccionando las visitas al supermercado, se reducen a pocas las oportunidades de introducir en la cesta algún producto que no necesitemos realmente. Y creéme que los comercios se esfuerzan muchísimo para que introduzcas en tu cesta más de lo que tenías pensado al principio.

¿todos son ventajas?

Haciendo un ejercicio de crítica a la idea del plan de comidas, os contaré que las únicas desventajas que le veo son es que el plan falla si no lo aplicas siguiendo los pasos (los errores más comunes serían un plan muy ambicioso, compra de los ingredientes incompleta, etc) y que quizás alguna vez puede ser que la receta que tenías pensada para cierto día en concreto no te apetezca nada cocinarla/comerla. En estos casos nosotros reconvertimos la receta o repetimos alguna de otro día, etc.

Otra desventaja que va a sonar rara es que…tienes que encontrar nuevas dedicaciones para ese tiempo con el que te vas a encontrar. Me explico; ya son varias las ocasiones en las que en especial algunas madres me cuentan como las visitas al supermercado les sirven como distracción o excusa para salir a la calle o darse una vuelta. Yo esto lo entiendo perfectamente porque viviendo en un país frío, se que esto le ocurre a muchas personas. Pero ahí está el reto, ese es el siguiente nivel…

 

IMG_2615

 

¿y tú? ¿cuándo empiezas con tu plan de comidas? ¿qué vas a hacer con tu tiempo ahorrado?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s